FCPAméricas Blog

La Corrupción de Aduanas y la Policía son los Principales Riesgos en América Latina (¿Qué significa esto para el cumplimiento de la FCPA?)

Author: Matteson Ellis

El Sondeo de Corrupción en América Latina del 2012 arrojó que los ejecutivos consideran que las aduanas y la policía tienen los niveles más altos de riesgos de corrupción en la región. El sondeo, organizado por Miller & Chevalier, Matteson Ellis Law, y doce firmas de abogados de la región, generó respuestas de más de 400 ejecutivos que trabajan en América Latina para compañías locales, regionales y multinacionales.

El sondeo mostró niveles de corrupción no solo por país, sino también por área de gobierno en cada país: el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, Aduanas, Policía y Municipal/Local. Las respuestas variaron por país, lo que parece coincidir con el comentario previo de FCPAméricas sobre la diversidad de riesgos en América Latina. Por ejemplo, Bolivia registró altos niveles de corrupción en el poder ejecutivo y niveles más bajos en las áreas municipales/locales. México registró altos niveles en el poder legislativo y bajos niveles en el poder ejecutivo. Perú registró altos niveles en las áreas municipales/locales y niveles más bajos en los poderes ejecutivo y legislativo. (Nótese que Estados Unidos y Chile registraron bajos niveles de riesgos en cada categoría).

Pero dos áreas del gobierno parecieron generar una inquietud consistente para los ejecutivos en la mayoría de los países encuestados: la aduana y la policía. Casi dos tercios de las respuestas calificaron a estas funciones del gobierno como de “corrupción significativa” en los países en los que tienen experiencia.

Los motivos de ese hallazgo son complicados. Aunque los oficiales de aduanas y de policía de alto rango ciertamente puede crear riesgos de corrupción (la acción de cumplimiento de Bizjet parece haber implicado pagos a funcionarios de cargos relativamente altos de la Policía Federal de México), estos riesgos son mayormente asociados con los oficiales de cargos inferiores, como los policías de tránsito y los oficiales portuarios. Estos funcionarios suelen tener bajos niveles educativos, sus salarios son bajos, con frecuencia tienen que buscar ingresos de otras fuentes, como sobornos por ejemplo, para tener dinero suficiente para mantener a sus familias y cubrir sus necesidades básicas. Estas áreas del gobierno suelen describirse como menos formales y menos profesionales.

Pero estos hechos no cambian la realidad de que una mínima acción de corrupción puede ser tan maligna para el desarrollo de un país como un alto nivel de corrupción. Puede ser igualmente dañino para los negocios. Estos hechos, además, afectan las expectativas de las prácticas éticas implementadas en las compañías que operan en la región. Para cumplir con leyes como la FCPA, los empleados siempre deben rechazar los sobornos.

¿Cuáles son las implicaciones de este hallazgo para los programas de cumplimiento de la FCPA? Cuando se trabaja en América Latina, sería muy sabio de parte de los encargados de cumplimiento que adaptaran sus programas para que fueran particularmente firmes en sus acciones contra los riesgos de aduanas y de policía. Aquí se presentan solo algunos consejos.

– Asegúrese de que tiene políticas por escrito que incluyen facilitar pagos, coacción y extorsión, que son comunes en los niveles muy bajos de corrupción.

– Conozca la terminología local de corrupción. Conocer palabras como mordida en México y propina en Brasil le ayudará a rastrear e identificar problemas cuando ocurran y a entrenar a su equipo para evitarlos.

– Diseñe juegos de roles de entrenamiento que incluyan ejemplos de corrupción mínima. ¿Qué hacer si un policía te detiene y se niega a dejarte ir sin que le pagues algo?

– Tenga especial cuidado con los terceros (por ejemplo, agentes de aduanas) que utiliza en estas áreas. Es esencial aplicar la debida diligencia a los despachantes, gestores, y otros apoyos. Pero eso no es todo; la supervisión y pruebas continúas son igualmente importantes.

– Incluya retrasos de aduanas en sus planes comerciales. En muchos países ocurren retrasos. Puede tener total seguridad de ello. Pero la presión para que un empleado realice un pago es menor cuando el modelo comercial incluye un plazo de espera.

– No le dé a la policía motivos para detenerlo. Por ejemplo, asegúrese de que los autos de su compañía están en regla, que sus licencias y registros están vigentes y que las luces funcionan. Periódicamente entrene a sus choferes en seguridad vial.

– Implemente mecanismos de comunicación para que los empleados puedan tener un feedback de cumplimiento en tiempo real cuando surja algún problema. Su encargado local de cumplimiento seguramente tiene un teléfono celular y se le puede llamar a medianoche.

– Asegúrese de que su equipo sepa quién es y quién no es funcionario extranjero para los propósitos de la FCPA. ¿Un gobierno utiliza compañías privadas para escanear los contenedores en el puerto?

– Dedique tiempo extra a sus auditorías de cumplimiento para revisar las transacciones relacionadas con la policía y las aduanas. Pequeños pagos de efectivo son un buen punto para comenzar.

– Utilice la FCPA como escudo. En caso de soborno, dígale al policía o al funcionario de aduana que no quiere ser maleducado, pero simplemente no puede hacer el pago; si lo hiciera perdería su empleo.

– Prepárese para esperar. Los retrasos suelen ser los mejores amigos de los oficiales corruptos. El policía podría hacerlo esperar en un punto de verificación hasta que finalmente decida dejarlo ir. Lleve un libro con usted.

Por supuesto, los mecanismos que planee utilizar para responder a los riesgos dependerán del perfil de riesgos específico de su compañía. Una evaluación de riesgos es el primer paso necesario en cualquier programa de cumplimiento. Las sugerencias anteriores son solo algunos aspectos que he visto que las compañías aplican con éxito en la región. Además, no olvide que las aduanas y las policías crean solamente algunos de muchos riesgos de corrupción en la región, aunque sean riesgos críticos.

La versión original de este post fue publicado en inglés el 6 de julio de 2012. La traducción es creado por Merrill Brink International.

El blog de FCPAméricas no está dirigido a prestar asesoría legal a sus lectores. Las entradas o posteos de un blog incluyen solamente los pensamientos, ideas e impresiones de sus autores y colaboradores, y deben considerarse solo como información general sobre las Américas, las leyes anticorrupción incluyendo la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero (FCPA), problemas relacionados con el cumplimiento de las leyes anticorrupción, y cualquier otro tema que allí se trate. Nada contenido en esta publicación deberá interpretarse como que constituye asesoría legal o servicios de cualquier tipo. Además, la información publicada en este blog no deberá ser utilizada como base para tomar decisiones o acciones que pudieran afectar su negocio; más bien, las compañías y los empresarios deben buscar la asesoría legal de abogados especialistas en leyes anticorrupción y cualquier otro asunto legal. El Editor y los colaboradores de este blog no serán responsables de ninguna pérdida incurrida por algún lector o alguna compañía como consecuencia de la información suministrada en esta publicación. Para más información, por favor comunicarse a través de Info@FCPAmericas.com.

El autor otorga su permiso para enlazar, postear, distribuir, o utilizar como referencia este artículo para cualquier propósito legal, siempre y cuando se haga mención al autor.

© 2013 FCPAméricas, LLC

Matt Ellis

Post authored by Matt Ellis, FCPAméricas Founder & Editor

Categories: Asesoramiento de Riesgo, Capacitaciones, Compliance Anticorrupción, Due Diligence, Español, FCPA, Pagamentos de Facilitación, Terceros

CommentsComments | Print This Post Print This Post |

Leave a Comment

Comments

Leave a Reply


FCPAmericas

Subscribe to our mailing list

* indicates required

View previous campaigns.

Close