FCPAméricas Blog

Las seis alertas rojas de la FCPA que Key Energy no notó en México

Author: Matteson Ellis

keyLa versión original de este blog post fue escrita en inglés. La traducción no fue realizada por el autor.

Cuando las autoridades estadounidenses revisan los patrones de los acontecimientos relacionados con las violaciones de la FCPA, estas lo hacen con el beneficio de examinar los acontecimientos con la claridad retrospectiva; es decir – al mirar hacia atrás todo está claro. Es posible que en el instante que ocurra la violación – en el contexto de un ambiente de negocios de ritmo rápido, por ejemplo – no estén tan aparentes ciertas alertas rojas. Algunas transacciones quizás no sean percibidas como sospechosas, ciertos errores relacionados con el tema del cumplimiento quizás sean vistos como errores pequeños y perdonables en ese momento; pero luego todo esto se convierte en algo más significativo cuando uno considera el panorama completo.

Las Acciones de la FCPA contra Key Energy Services por el SEC en agosto sirve como un buen ejemplo. Esta acción resultó en el pago de $5 millones (en restitución de los beneficios) por Key Energy. En este caso, el SEC explicó que el subsidiario mexicano de Key Energy “realizó pagos ilícitos con un empleado que estaba contratado en Petróleos Mexicanos (‘Pemex’), la compañía estatal de petróleos en México, para inducirle a este empleado a proveer información interna, tal como: el consejo y la asistencia con los contratos con Pemex y con la amplificación o enmiendas de dichos contratos.” Mirando atrás, está claro que la compañía matriz no se dio cuenta de las varias alertas rojas que existían alrededor de este arreglo por parte de su subsidiario. La lista a continuación de “indicia de riesgos” podría servir como algo instructivo para otras compañías estadounidenses que están haciendo negocios en México:

  1. Los pagos fueron realizados con una firma “consultora” a pesar de no tener un registro de los servicios que esta firma presto. El subsidiario mexicano de Key Energy contrató a una firma local para que esta supuestamente les prestará servicios legítimos de asesoramiento, servicios descritas como “el asesoramiento especializado” de los contratos de Key Energy con Pemex. Este tipo de relación tan común debería de ser considerada como algo que tiene alto riesgo de corrupción. El problema es que no había ningún registro que demostraba que la firma en realidad les había prestado tales servicios legítimos. El subsidiario tampoco tenía documentación de apoyo del trabajo que la firma supuestamente estaba llevando a cabo. Sin embargo, el Gerente Nacional de Key Energy en México aprobó los pagos a esta firma a lo largo de tres años, lo cual se convirtió en un monto total de $229,000.
  2. La relación del subsidiario con la firma consultora no cumplió con la política escrita de la compañía matriz. La relación no fue aprobada anteriormente por el departamento legal de Key Energy. No se llevó a cabo ningún tipo de debida diligencia con el tercero. Nunca se creó algún tipo de contrato escrito. A pesar de esto, existía evidencia de que el departamento legal de Key Energy se había percatado de la relación de la firma consultora con el subsidiario mexicano y no adoptó medidas correctivas. En vez de esto, la compañía matriz permitió que la relación continúe.
  3. La descripción de los servicios (“asesoramiento especializado”) de la firma consultora fue consolidada dentro de los propios libros y registros de la compañía matriz. El sistema de contabilidad de Key Energy en México describió a la relación como: “el asesoramiento especializado de los contratos con los nuevos reglamentos de Pemex/Preparación de las propuestas técnicas y económicas/Ejecución del contrato.” La compañía matriz luego consolidó los libros y los registros de su subsidiario en México con sus propios libros y registros, sin permitir que esta descripción sospechosa genere algún tipo de escepticismo sobre que tan apropiado era la relación entre la firma y el subsidiario.
  4. Se obtuvo acceso a las comunicaciones internas de Pemex. Los empleados de la compañía matriz, incluyendo al Vicepresidente Ejecutivo Superior, recibieron un correo electrónico del Gerente Nacional de Key Energy en México que incluía el reenvió de una cadena de correos electrónicos internos de Pemex. La comunicación fue enviada desde la cuenta de correo de un empleado de Pemex. Hasta hubo un archivo adjunto de un memorándum interno de Pemex que incluía información y las deliberaciones internas sobre unos nuevos contratos que Pemex tenía la intención de sacar a licitación. El empleado de Pemex que reenvió esta información al Gerente Nacional de Key Energy en México escribió: “Te estoy enviando esto como información y para que nosotros estemos listos.” En ese momento, los nuevos contratos que fueron discutidos en dicho memorándum todavía no se habían anunciado públicamente. A pesar de esto, nadie en la compañía matriz se preguntó cómo fue que el subsidiario había adquirido esta información. De hecho, el Vicepresidente Ejecutivo Superior le respondió al subsidiario en México, diciéndole que debería de tratar de hacerle a Pemex agregar USD$90 millones a su contrato actual.
  5. La compañía matriz aprobó la compra de regalos que su subsidiario le dio a Pemex sin tener controles o garantías de cumplimiento. El subsidiario obtuvo aprobación para la contribución de regalos, con un valor total de $118,000, durante la celebración anual de Pemex para las navidades en el 2012 con el entendimiento de que los regalos iban a formar parte de una rifa. Al aprobar esto, la compañía matriz no aplicó las salvaguardias apropiadas del cumplimiento. Consecuentemente, el subsidiario terminó dándole los regalos a 130 empleados específicos de Pemex en las regiones en donde Key Energy opera. Es más, la compañía matriz no reaccionó de manera adecuada ante el hecho de que la cantidad de dinero que se gastó en los regalos (para la rifa, supuestamente) fue 9 veces más de lo que se gastó en regalos en el 2010 y aproximadamente 26 veces más de lo que se gastó en regalos en el 2011. La compañía matriz en los Estados Unidos también no detectó nada problemático en cuanto a la explicación dada por el Gerente Nacional de Key Energy en México, el cual les explicó que el aumento (de lo que se gastó en los regalos en el 2012) tenía que ver con el hecho de Key Energy en México hizo más negocios con Pemex ese año, sin reconocer la conexión posiblemente inapropiada entre el acto de dar más regalos y recibir más negocio. La compañía matriz también fracasó en percatarse de que los regalos se estaban dando durante un periodo de negociaciones con Pemex – algo que se podría haber identificado con la supervisión adecuada del cumplimiento.
  6. No había personal de cumplimiento ubicado en México. La compañía matriz en los Estados Unidos no tomó los pasos necesarios para asegurarse de que el personal a cargo del cumplimiento estaba presente con el subsidiario en México, para así asegurar que el programa de cumplimiento anticorrupción de la compañía matriz estaba siendo implementado de manera adecuada allí.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor, a título personal, y no necesariamente representan las opiniones de otra persona, incluidas las entidades a las que está afiliado el autor, sus empleadores, otros contribuyentes, FCPAméricas o sus anunciantes. La información del blog FCPAméricas tiene por objetivo el debate público con fines educativos únicamente. Su intención no es suministrar asesoramiento legal a los lectores y no crea un vínculo abogado-cliente. No se desea describir ni transmitir la calidad de los servicios legales. FCPAméricas anima a sus lectores a solicitar asesoramiento legal calificado con respecto a leyes anticorrupción o cualquier otro asunto legal. FCPAméricas da permiso para enlazar, publicar, distribuir o hacer referencia a este artículo con fines legítimos, siempre que se indique su autor y su relación con FCPAméricas LLC.

© 2016 FCPAméricas, LLC

Matt Ellis

Post authored by Matt Ellis, FCPAméricas Founder & Editor

Categories: Aplicación de las Leyes, Compliance Anticorrupción, Contratación Pública, Due Diligence, Español, FCPA, México, Regalos y Entretenimiento, Terceros

CommentsComments | Print This Post Print This Post |

Leave a Comment

Comments

Leave a Reply


FCPAmericas

Subscribe to our mailing list

* indicates required

View previous campaigns.

Close